El sector logístico se da cita esta semana en el SIL

El sector logístico se dio cita el pasado fin de semana (5-7 julio) en el SIL, donde los profesionales destacan a la sostenibilidad y a la digitalización como dos procesos que precisan de un mayor apoyo de las administraciones para convertir los retos en oportunidades.

Barcelona. Como gran escaparate de la logística y el transporte, el SIL representa una excelente ocasión para testar el nivel de avance del sector, también en dos de los pilares básicos sobre los que sustenta su desarrollo actual y futuro, como son la sostenibilidad medioambiental y la digitalización. Diario del Puerto ha querido testar en los pasillos del SIL la opinión de una pequeña muestra de profesionales sobre el grado de desarrollo y de cumplimiento de los objetivos en materia de sostenibilidad y digitalización en el sector.

Aunque un muestreo de ocho opiniones no arroja conclusiones generales, hay una coincidencia: las empresas demandan una mayor apoyo público para poder seguir avanzando en estos dos aspectos clave para su actividad.

El SIL puede considerarse como una fiel representación a escala del sector de la logística y el transporte de España. Sus stands ofrecen un amplio variado y abanico de productos y servicios, muchos de los cuales estrechamente relacionados con la sostenibilidad medioambiental y la digitalización en sus distintas formas.

No se entiende la logística de hoy y del futuro sin estos dos componentes clave, de cuyo avance y desarrollo depende la propia competitividad del sector y de la economía en general.

Por eso, puede resultar esclarecedor pulsar la opinión de los profesionales que esta semana dan vida al sector logístico en el SIL sobre estas dos cuestiones, para conocer también sus demandas. En general, a partir de las opiniones recabadas de profesionales elegidos al azar en los pasillos del recinto ferial, puede concluirse que la logística vive un gran momento; que el avance en los objetivos de descarbonización es menor que el que se vive en el proceso de transformación digital, y que mientras en los temas de sostenibilidad es necesario un mayor apoyo por parte de las administraciones públicas, la digitalización es un proceso en el que son las propias empresas las que traccionan su desarrollo.

 

El sector avanza, pero lento

Así, Víctor Barrés, de la empresa Districenter, considera que el sector “avanza a mejor, sobre todo en temas de transporte y packaging”, destacando que las empresas están empezando a trabajar “muy bien” en temas de sostenibilidad, con revisiones anuales de sus residuos y emisiones, “sobre todo aquellas que utilizan mucho plástico”. “Se está avanzando a pasos agigantados y las metas son alcanzables”, dice optimista.

Menos optimista se muestra Joan Folch, de Conecta2Renovables, quien ve “complicado” alcanzar los objetivos de descarbonización, “no porque las expectativas sean demasiado altas sino porque no se han hecho los deberes”.

Folch considera que se trata de un asunto que compete especialmente a las administraciones públicas, tanto en en España como en Europa, “porque la burocracia es muy lenta”. “No es tanto una cuestión de dinero como administrativa y burocrática… pero se está llegando a acuerdos”, comenta.

 

Un proceso caro

Es necesario aumentar las subvenciones públicas a las empresas en materia de sostenibilidad, según los profesionales consultados. Esther Tarragó, de VIT Air Cargo, cree que el transporte por carretera “invierte poco en sostenibilidad y no se les está subvencionando, teniendo en cuenta que la descarbonización de dicho sector es un proceso caro para autónomos y empresas”,.

En opinión de Eloy Franco de la empresa Canon, se está avanzando “en la dirección correcta” en lo que se refiere a la intermodalidad, mientras que para Diego Aparicio, de Ikea, las descarbonización de la actividad logística “implica muchas acciones y depende de cómo cada compañía lo tenga interiorizado”. Tras destacar que Ikea tiene la sostenibilidad inserta en su propio ADN, Aparicio subraya que “existen barreras que hacen que haya pensar ‘fuera de la caja’ para encontrar soluciones más imaginativas a la descarbonización”.

Björn Van Driessche, de la firma belga Citrosuco, que opera en el puerto de Gante, opina que el sector va “en la dirección correcta, aunque demasiado lentamente, y ese es el mayor reto”. “La infraestructura y todo aquello que depende los gobiernos y las instituciones va demasiado lento, por lo que hace falta una mayor implicación pública”, dice Van Driessche, quien asegura que “el peso de la sostenibilidad recae sobre los hombros de las empresas, que necesitan más ayudas y apoyo”, considera.

“El proceso de descarbonización está siendo muy lento y las administraciones no apoyan lo suficiente”, dice Pere Pascual, de la empresas MCA, quien pone como ejemplo el Corredor Mediterráneo, “aún sin fecha de inicio ni finalización”. “Las administraciones son, por desgracia, cada vez más burocráticas”, lamenta Pascual.

 

Más incentivos y ayudas

La necesidad de una mayor cantidad de ayudas públicas a las empresas para apoyar sus procesos de descarbonización es también el argumento que esgrime Jordi Tomás i Ribera, de Cimalsa, quien considera que “faltan Ecoincentivos suficientes para que las empresas tengan el necesario retorno de su inversión en sostenibilidad”. “Si se les ofrece un incentivo dice-, avanzaremos; si no, será un problema”.

A su juicio de Jordi Tomás i Ribera, también queda camino por recorrer en el proceso de transformación digital de las empresas del sector logístico, aunque opina que en este ámbito el proceso será “más fácil porque aquí hay un claro interés de las empresas por adaptarse”.

 

Mentalidad y dinero

Víctor Barrés, de Districenter, es de parecida misma opinión, “Faltan dar pasos, pero muchos procesos ya se hacen digitalmente”. dice, mientras que para Joan Folch, de Conecta2Renovables, “más que mentalidad que la hay, tema de la digitalización lo que falta es más dinero para acelerar la transformación”.

Esther Tarragó, de VIT Air Cargo, lanza un dardo a la Aduana por su retraso en la digitalización de sus procesos. ya que “no está siguiendo el mismo camino de las inversiones de las pymes”.

Entretanto, Eloy Franco, de Canon, cree que al sector logístico “le falta modernizarse más porque ha sido un sector conservador del “si funciona, no lo toques”.

Este proceso de digitalización es ”bastante más rápido” que el de la descarbonización “porque son las propias empresas quienes invierten, ya que si ello dependiera de algún estamento oficial, sería igual de lento que el Corredor Mediterráneo”, dice Pere Pascual, de MCA.

 

Fuente: diariodelpuerto.com

 

 

14 junio, 2024 Blog , ,